Entrevista al autor; Ríos Ferrer


Ríos Ferrer nos presenta, ‘El juicio de Dios’, una novela original y llena de acción

Julio 2012

Es un escritor de Barcelona. Creativo y su pasión es la pintura, la escultura y escribir. Ha desarrollado patentes industriales y de invención para el mundo del espectáculo. Es experto en aplicación de las tecnologías domóticas a través de nodos, en los llamados Edificios Inteligentes, y también para las personas con movilidad reducida. Su primer novela, publicada en formato digital, se titula El juicio de Dios.

Comenzamos la entrevista preguntándole cómo surgió su afición por la escritura, ¿es algo que le viene de familia?
Realmente no. Aunque sí provengo de una familia creativa en general relacionada con el arte.

Con la autoedición ha visto cumplido un sueño, que su obra llegue a los lectores. ¿Cómo se sintió al ver su obra publicada en formato digital y empezar a recibir las primeras opiniones de los lectores?
Es una hermosa sensación. La gente te escribe diciendo que ha disfrutado de su lectura y que además les ha hecho reflexionar en algunas cosas. Es fantástico.


Varios escritores que han comenzado su andadura publicando sus obras en formato digital han visto cómo sus obras eran publicadas posteriormente en papel. ¿Espera algún día que El juicio de Dios se publique en papel?
Últimamente tengo alguna modesta propuesta, por lo limitada de su distribución, en ese sentido, que por ahora no contemplo. Obviamente no lo descarto. Todos los autores de digital quieren ver su obra en papel. También es cierto que la comercialización si no se hace adecuadamente, tiene una corta vida en papel. Algo que no sucede en digital donde una novela crea sinergias con otras anteriores. No obstante creo que a no tardar, habrá un nuevo modelo, probablemente híbrido, donde convivan todos. Esperemos estar ahí.


¿Ha escrito más historias que no ha compartido con el resto? ¿Algún día verán la luz?
Eso espero. Tengo dos novelas terminadas, que espero, una de ellas al menos, salga antes de fin de año.

Ha afirmado en una ocasión que El juicio de Dios ha sido una novela compleja en su realización. ¿Cuánto tiempo le llevó escribirla?
Dos años y tres corregirla. La novela es una especie de puzzle donde poco a poco van encajando las piezas. A esa complejidad me refería.

¿Cómo fue el proceso de documentación?
Largo y a la vez muy entretenido.


En la época del Emperador Constantino, emperador romano que instauró el cristianismo como religión en su Imperio, se efectuó en el senado romano un Juicio a Dios en el 324 d.C. y los documentos de tal evento permanecen ocultos en algún lugar del Vaticano. ¿Qué fue lo que le impulsó a escribir El juicio de Dios?
Lo que representa para el ser humano cuestionarse su fe. Esa lucha interna entre esa fe y la falta de entendimiento hacia las desgracias que entiende; no merece. Me pareció una osadía, pero a la vez apasionante. Y ahí está.


La iglesia católica creo en 1559 una lista con todos los títulos de obras consideradas perniciosas para la fe, recogida en el Index Librorum Prohibitorum et Expurgatorum, ¿es consciente que en otra época su obra hubiese sido censurada por el tema que trata?
O quemado directamente. No creo que hubiese sido tan inconsciente. De todos modos, la gente piensa que es una novela religiosa, y realmente no lo es. Tiene el trasfondo pero es una novela de acción y sobre todo de diálogos. Si me lo permite, para degustarla lentamente. Por cierto, una novela que generó el interés y que a través de terceros se envió al Vaticano por petición expresa. Muy cerca de Su Santidad.








                                                                                     E BooK Trailer El Juicio de Dios


En su novela El juicio de Dios un bufete de abogados se enfrentará al poder establecido de la Iglesia en el mundo. En el 2007 Ernie Chambers, senador estadounidense, demandó a Dios por causar catástrofes en el mundo, siendo admitida a trámite dicha demanda. Otro ejemplo anterior lo vemos en 1918 cuando Lunacharski organizó en Moscú un juicio contra Dios en el que fue «imputado» por genocidio y «condenado a muerte». ¿Qué opinión tiene de estos juicios?
El segundo caso no lo conozco a fondo pero fue más una pantomima. En el de Chambers, creo fue más llamar la atención sobre algo como que Dios era susceptible de ser acusado. Pero sin base. Sin ser sustentado jurídicamente, como es el caso en mi novela.


¿Cree que uno de los puntos fuertes de su novela es precisamente la originalidad de la trama?

Sin duda; y no es mi opinión, sino la de muchos lectores. También el planteamiento de cómo se desarrolla la misma. Era un tema muy delicado en el que cruzar la línea de lo sensato y coherente, era muy fácil.

En el blog de su novela El juicio de Dios va creando constantemente entradas con fragmentos de su obra, ¿intenta llamar de esta manera la atención de los lectores?
Sí, y por una razón específica; la lectura gratuita que permite Amazon, en el caso de El Juicio de Dios, no refleja lo que viene a continuación. De hecho, la parte a la que pueden acceder, ni siquiera centra el inicio de la causa que motiva la historia real de la novela. Por lo que creí conveniente algunas pinceladas complementarias en ese sentido; Vaticano, abogados, etc.


Los escritores siempre nos comentan la dificultad en la creación de los personajes, pero también un diálogo resulta en algunos casos complicado de realizar. ¿Es arduo crear un diálogo con humor, fuerza e intensidad sin que el narrador intervenga demasiado?
Mi táctica, supongo que cada cual tiene la suya, es contar la escena como espectador. Dejar que los personajes hablen sin inmiscuirme mucho en los diálogos. Sin comentarios que rompan el ritmo de las conversaciones. La intensidad quizá sea producida, hablando de mi manera de relatar, en que nunca secuencio una escena de pregunta/respuesta. Sitúo la escena, y mi personaje pregunta lo que tiene que preguntar, por complicado que sea, y luego miro que otros personajes respondan adecuadamente. Eso a veces me lleva a que una escena inicial, no tenga nada que ver, una vez terminada, con lo que había imaginado en principio. Eso sí, me sirve como si fuera una especie de “story board” pero modificada por los derroteros que haya podido tomar la conversación o la acción.

La escritora Blanca Miosi, referente en todo el mundo debido a su éxito con sus obras en formato digital, hizo una reseña de su novela El juicio de Dios. ¿Ha sido para usted importante recibir esta recomendación de un Nº1 en América y Europa?

Sin lugar a dudas. Una reseña importante de una autora referente en estos momentos en todo el mundo es un regalo impensable. Blanca Miosi no es solamente una gran escritora sino también una gran persona. Le estaré eternamente agradecido por su amabilidad al hacerlo.


En el blog Secuencia y palabra publica sus pensamientos, reflexiones y varios relatos y microrrelatos. ¿Cuándo se dio cuenta de que escribir era lo suyo?
De una manera más consecuente, y dedicándole más tiempo, desde hace unos diez años


Tras El juicio de Dios, ¿tiene más proyectos literarios?
Sí, los que he comentado antes. Uno de ellos, de novela negra, está muy avanzado en las correcciones.


¿Intentará buscar editorial para sus nuevas obras o prefiere tener la libertad que le ofrece la autoedición en formato digital?
Seguiré como hasta ahora, como dice usted muy bien, en esa libertad autosuficiente; aunque no estoy cerrado a nada que pueda ser interesante.

Finalizamos la entrevista preguntándole si, ¿tiene algún escritor que le haya servido de referente?
Los clásicos; Verne, Dumas, Salgari. Me gusta mucho Cicerón, Hemingway, Chandler, Forstyth, etc.


¿Qué libro recomendaría a nuestros seguidores de De lectura Obligada?
Puede sonar a anticuado, pero creo que Cervantes y su Quijote siguen encerrando los misterios de las novelas que han venido detrás. Con otras formas narrativas, pero con un fondo consistente basado en aquella. Es una novela que, la leas cuando la leas, siempre es actual. Como dicen ustedes, de lectura obligada. También a Hemingway; cualquier título.



Entrevista realizada por; De Lectura Obligada Julio 2012 El magazine literario de Radio Jove Elx.